El Apple Watch resiste mejor el agua de lo que se esperaba en un principio

La resistencia al agua del Apple Watch, ese tema que tanta incertidumbre crea entre los usuarios y del que Apple ha querido curarse en salud por lo que pueda pasar.

Cómo sabréis, los de Cupertino han asegurado que su smartwatch es resistencia tanto a las salpicaduras cómo a un leve contacto con el agua, algo que no concuerda con el grado de protección IPX7, ya que éste garantiza soportar toda inmersión de menos de un metro y 30 minutos de duración.

Pues bien, algunos valientes han decidido comprobarlo por ellos mismos introduciendo el Apple Watch en la piscina, dónde por suerte podemos ver cómo no le ocurre nada al dispositivo.

Eso sí, dentro del agua de la piscina a veces no responde con la soltura que debería, aunque este es un tema que no debería importar demasiado entre los usuarios.

En definitiva, el Apple Watch puede usarse en la ducha, mientras te lavas las manos o cuando te das un pequeño chapuzón en la piscina, aunque esto último es algo que Apple no recomienda.

¿Vosotros tenéis pensado utilizarlo en estos ámbitos? Personalmente lo seguiré llevando mientras estoy en la ducha o me lavo las manos, aunque no lo llevaré a la piscina.