Europa, el Roaming ha muerto

Hoy, 15 de junio de 2017, es un gran día para todos aquellos que viajéis asiduamente por la Unión Europea, ya que tras más de una década de incansables luchas, por fin muere el Roaming.

De esta manera, no tendremos que pagar ningún extra cada vez que llamemos por teléfono o hagamos uso de nuestra tarifa de datos por cualquier país de la Unión Europea, lo que supone un ahorro más que importante para un gran número de usuarios.


El Roaming acaba en la Unión Europea, pero no es oro todo lo que reluce


Eso sí, no es oro todo lo que reluce, ya que los operadores móviles pueden exigir un pago por usar sus servicios en otro país que no sea el de residencia, un pago que no podrá ser superior de 7,70 euros por cada giga, y a su vez, se irá reduciendo hasta llegar a los 2,50 euros por giga en 2022.

Y es que, en la votación que acabó con el Roaming, también se votó sobre la neutralidad de la red, es decir, al operador no le debe importar cómo usa un usuario su tarifa de datos, por lo que todo debe ser tratado de la misma manera.

Por lo tanto, al fin del roaming en la Unión Europea, los usuarios tendrán que lidiar con una neutralidad de la red parcial, ya que cómo os decía anteriormente, las operadoras tendrán a partir de ahora mucha más libertad a la hora de regular el tráfico, lo que podría repercutir en un sobrecoste para ciertos usuarios.