Pokémon GO, mucho más que un juego

Pokémon GO

Después de leer en ElAndroideLibre un artículo de lo que significa Pokémon GO para mi buen amigo Manuel Gutiérrez, con quien por cierto salgo todos los días en busca de nuevos Pokémon y una buena cerveza, me he decidido a escribir unas líneas sobre todo lo que significa el juego para mí.

Cómo supongo que sentiréis la mayoría de los que hayáis nacido en los 90, Pokémon marcó mi infancia. Recuerdo estar jugando en la calle y volver a casa corriendo para no perderme un nuevo capítulo de la serie, o de como no pude dormir la noche antes de que fuera con mi padre a comprar Pokémon Rojo para mi querida Game Boy.

De igual forma, me gustaría hacer especial mención a los tazos y a las cartas Pokémon, que por cierto, todavía guardo y guardaré a muy buen recaudo.

No puedo evitar tener una sonrisa en la cara cuando recuerdo aquellos días en los que cogía mi Game Boy con Pokémon Rojo, mi Cable Link y salía a la calle a jugar con mis amigos, un recuerdo al que tengo mucho cariño y creía que no volvería a vivir, pero me equivocaba.


Pokémon GO es mucho más que un juego para muchos de nosotros


Pokémon GO

Cómo la mayoría de vosotros, cuándo Nintendo y The Pokémon Company anunciaron Pokémon GO con aquel espectacular trailer quedé totalmente alucinado. ¿Capturar Pokémon en la vida real? ¿Dónde había que firmar para que el juego saliese ese mismo día? No podía ni quería esperar un sólo segundo más.

Pasaron varios meses hasta que finalmente el juego fue publicado en la App Store de Nueva Zelanda, por lo que no dudé en crear una cuenta y descargarlo. Eran las 2 de la madrugada, y tras haber instalado el juego, decidí que no podía esperar al día siguiente para que comenzara mi aventura Pokémon (¡Aprende Ash “dormilón” Ketchum!).

¿Poder ver y atrapar Pokémon usando la cámara de mi móvil? Estaba alucinando, todo lo que soñaba desde pequeño lo tenía en la palma de mi mano.

Desde entonces, todos los días salgo con mi amigo a recorrer mi ciudad en busca de nuevos Pokémon que añadir a mi colección y a conquistar algunos Gimnasios para ganar monedas que poder canjear posteriormente en la tienda. Algunas veces incluso nos juntamos varios amigos (Equipo Sabiduría al poder), pero Manuel nunca me falla, somos cómo Ash y Brock recorriendo Kanto.

Allá dónde vayamos siempre encontramos a más personas entrenadores buscando Pokémon, lo que me hace recordar aquellos maravillosos años en los que todos los niños de mi barrio estaban sentados en un banco con una Game Boy y un Cable Link en mano, con la única diferencia de que ahora usamos nuestro teléfono móvil y una PowerBank, algo imprescindible para todo Maestro Pokémon que se precie.

En definitiva, y sin enrollarme más, Niantic ha conseguido que los que nacimos con Pokémon estemos viviendo una segunda infancia, por lo que personalmente sólo puedo dar las gracias por hacerme revivir sensaciones que pensaba que nunca volvería a sentir.

¡Gracias Niantic por hacerme revivir algunos de los mejores momentos de mi infancia!

  • Cormano

    Nostalgia y madurez olvidada por un buen rato!

    Recuerdo mi infancia, en la educación primaria, coleccionando tazos, ahorrando el dinero del recreo para poder comprar sabritas y sentir esa gran emoción cuando me salia ese pokemón que me faltaba, (como dicen los memes, creo que ese fue mi primer pokémon go), no tenía gameboy pero vamos, me sentía todo un entrenador con mis tazos, todavía recuerdo dos tazos que solo pude conseguir rayados, los únicos que nunca me salieron: Kangaskhan y Tangela. Y que decir de la serie, no me perdía ningún capítulo. .

    Con el paso del tiempo me olvidé completamente de pokémon, solo conozco a fondo la 1a y 2a generación (los primeros pokémons, casi derramo una lágrima) , pero ahora, he vuelto a recordar esos felices años, he dejado la madurez a un lado y se cumple el sueño que tenía cuando niño (poder atrapar pokémons en el mundo real), quien iba a pensar que muchos años después existiría un dispositivo capaz de lograr tal hazaña..!!!. .

    Muchos adolescentes están por moda en este juego, y te ven raro si estás en el parque atrapando pokémons y pasas de los 23 años, te ven como un fósil viviente, pero estos niños jamás sabrán la nostalgia y alegría que nos hace sentir este juego a los que crecimos disfrutando de esta increíble serie.

    Saludos desde México.