¿Tiene sentido un iPhone sin Touch ID?

Si los últimos rumores están en lo cierto, el iPhone 8 no contará con Touch ID para incluir en su lugar el reconocimiento facial 3D, una nueva medida de seguridad con la que Apple dotaría al dispositivo.

Esto, en un principio, sería debido a numerosos problemas a la hora de incluirlo bajo su pantalla, motivo por el que Apple habría decidido dejar de contar con dicha característica.

Pero, ¿tiene sentido un iPhone sin Touch ID? Personalmente, y creo que hablo en nombre de muchísimos usuarios, creo que el sensor de huellas dactilares es una de las mejores características que ha ganado el iPhone en los últimos años, y no sólo por la seguridad extra que añade al terminal, sino por su eficacia y rapidez cada vez que se utiliza.


Touch ID podría tener sus días contados


De esta manera, y probablemente muchos estaréis conmigo en esto, me cuesta hacerme a la idea de no volver a utilizar Touch ID en el iPhone 8, aunque siendo totalmente sincero, espero que Apple haya desechado la idea de colocarlo en la parte trasera del mismo.

En su lugar, y cómo os decía al comienzo del artículo, podríamos hacer uso del reconocimiento facial 3D, una característica que bien es cierto que no funciona del todo bien en los dispositivos que ya cuentan con ella, aunque por otro lado, el sensor de huellas dactilares tampoco lo hace, y en todos los dispositivos iOS en los que se encuentra funciona de manera increíblemente bien.

Es por eso que, aunque al principio podamos ser reacios al cambio, considero que si Apple ha decidido incluirlo en el iPhone 8 es porque funciona a la perfección, ya que a estas alturas no tendría sentido manchar su imagen con una característica que funcione igual de mal que en dispositivos de la competencia.

¿Qué pensáis vosotros al respecto?