Someten al iPhone 7 y al Galaxy S7 a un test extremo de resistencia al agua

iphone-7-test-resistencia-al-agua

El iPhone 7 es el primer iPhone de la compañía en contar con la certificación IP67, lo que permite sumergir al dispositivo durante treinta minutos hasta un metro de profundidad sin que ocurra nada.

Pues bien, desde EverythingApplePro han querido comprobar hasta qué punto es posible sumergir el dispositivo sin tener que temer por su integridad, siendo el resultado realmente impresionante.

Tal y cómo podréis ver a continuación, coloca tanto el iPhone 7 cómo el Samsung Galaxy S7 en un pequeño cubo que introduce en el agua durante cinco minutos en diferentes ocasiones, sobreviviendo ambos a más de 10 metros de profundidad.

El problema para el Galaxy S7 viene cuándo se superan los mencionados 10 metros de profundidad, ya que el dispositivo directamente se apaga por completo y deja de funcionar, algo que increíblemente no ocurre en el iPhone 7, que aunque bien es cierto que parece contener agua en el interior de la pantalla, éste funciona a las mil maravillas.

De esta manera, parece que Apple ha realizado un increíble trabajo para mantener a su nuevo buque insignia a salvo del agua, por lo que en este sentido podemos estar tranquilos si decidimos usarlo en la playa o la piscina.

Eso sí, es importante tener en cuenta que la garantía no cubre los problemas relacionados con el agua, por lo que si ocurriese algún problema no tendríamos derecho a reclamar un dispositivo nuevo.